Política Plus | 13 de Abril del 2022

“Las necesidades son urgentes y hay financiamiento, lo que no hay son excusas”, dijo la vicepresidenta de la Comisión de Planeamiento del Concejo Municipal

Tras la primera reunión multisectorial para la urbanización de los más de cien barrios populares que hay en Rosario, la vicepresidenta de la Comisión de Planeamiento del Concejo Municipal, Fernanda Gigliani, pidió un mayor nivel de previsibilidad y certezas para miles de vecinos que viven en condiciones de vulnerabilidad.

Según datos del Registro Nacional de Barrios Populares, en la ciudad existen 112 asentamientos irregulares, en los cuales viven aproximadamente 35.000 familias. La mayoría de estos vecindarios se formó hace más de 35 años y la situación general es de una gran privación respecto de la accesibilidad a los servicios: el 95% no cuenta con acceso formal a la energía eléctrica, 99% no cuenta con acceso formal a la red de agua y el 98 tampoco tiene cloacas.

El encuentro celebrado en el recinto del Concejo Municipal tuvo como protagonistas a Fernanda Miño, secretaria de Integración Socio Urbana del gobierno nacional, junto a los secretarios de hábitat de provincia y municipio, referentes de la Empresa Provincial de la Energía, de Aguas Santafesinas y de grupos de estudio de la Universidad Nacional de Rosario, sindicatos, colegios profesionales, movimientos territoriales y concejales de la ciudad.

La edila Fernanda Gigliani (Iniciativa Popular – Confederación Socialista) dijo que “hay que celebrar este tipo de instancias para poder repensar mecanismos de intervención y remover los obstáculos burocráticos que impiden avanzar más rápidamente en la urbanización de nuestros barrios populares”.

Sin embargo, aclaró: “Es necesario poder dar mayor certeza y previsibilidad a los vecinos y vecinas que viven en los 112 barrios relevados por el RENABAP en Rosario. Además de realizar un mapeo de situación para poder diseñar estrategias particulares para cada situación”.

Lo que se busca es el acceso a servicios básicos, la mejora y ampliación del equipamiento social y de la infraestructura, el tratamiento de los espacios públicos, la eliminación de barreras urbanas, la mejora en la conectividad y la mitigación de riesgos ambientales.

“A tan importante política pública que viene a saldar una deuda histórica hay que dotarla de una mayor universalidad y accesibilidad. Las necesidades son urgentes, hay financiamiento y no hay excusas”, opinó Gigliani.

Fuente: https://politicaplus.com/Politica/noticia?name=urbanizacion-de-barrios-populares-en-rosario:-gigliani-pidio-mayor-previsibilidad-y-certezas-para-los-vecinos-